Amy Diener es una artista de Nueva York que vive en Bangkok.

Crea hermosas obras de arte a partir de un patrón de puntos, la textura, el color vibrante, la simetría de los mismos son asombrosos. Es fácil quedarse hipnotizado por su colección de puntos. El proceso es muy meditativo, ayudándole a desarrollar concentración, conciencia y paciencia. La repetición y organización de sus puntos pintados le ayuda a liberar su mente acelerada.

Viniendo de una historia de lucha contra el TOC, Amy transforma su sufrimiento en curación y arte inspirador.

Usa su arte como una estrategia de afrontamiento, además de para iniciar una conversación sobre la desestigmatización de la salud mental.

instagram: @amydienerpaintings